Crema de calabaza

Ingredientes: (Fácil – T: menos de 1 h)

  • 1 patata, 2 zanahorias, 1 cebolla, 1 tallo blanco de puerro, 1 chirivía grande, 1 nabo, apio (al gusto), 1/4 tomate maduro.
  • Un buen trozo de calabaza (aprox. la mitad del total de verduras)
  • 1 pastilla de caldo de verduras, sal
  • Nata, leche, mantequilla al gusto (optativo)

Preparación:

  1. Pelamos, preparamos y lavamos bien las verduras. Las troceamos groseramente.
  2. Las ponemos en una olla exprés y las cubrimos de agua. Cerramos la olla y cuando empiece a soltar vapor, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer unos 15′.
  3. Cuando podamos abrir la olla añadimos la pastilla de caldo y lo trituramos con una batidora hasta que quede reducido a puré fino sin trocitos.
  4. Pasamos finalmente la crema por un pasapurés o colador metálico grande, rectificamos de sal y servimos caliente.
  5. En el momento de servir añadiremos, al gusto de cada cual. un chorrito de nata líquida, leche o mantequilla

NOTAS:

  • Si vemos que las verduras tienen demasiado caldo, antes de utilizar la batidora quitaremos un poco y lo reservaremos. Si por el contrario la crema hubiese quedado demasiado espesa añadiremos un poco de agua hasta que la crema tome la consistencia deseada.
  • Recomiendo pasar la crema por el pasapurés o el colador ya que es la única manera de separar y eliminar los molestos trocitos de piel, fibras, semillas de tomate etc. La crema quedará con una textura suave, fina y  aterciopelada.
  • El trocito de tomate (nunca entero) le da a la crema un ligero toque ácido que la hace más sabrosa.
  • En esta crema la chirivía es justamente la verdura que potencia el gusto de la calabaza. Para mi gusto es imprescindible.
  • La pastilla de caldo de verduras realza el sabor de la crema.
  • Las verduras indicadas son orientativas pero si queremos que la crema tenga un color anaranjado intenso no conviene utilizar verduras que lo desvirtúen: las hojas del puerro, acelgas, espinacas, calabacín,…
  • Una alternativa a los lácteos y que queda muy bien es servir cada plato con un chorrito de aceite de oliva virgen, unos cuscurros de pan frito y una teja de jamón serrano ( receta: colocamos una loncha entre dos láminas de papel de aluminio, aplanamos bien el paquete y lo introducimos unos minutos en el horno a 180º hasta que el jamón se vuelva crujiente. Partimos groseramente para servir).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s