Blanquette de veau (blanqueta de ternera)

Ingredientes: (Fácil – T: 45′)

  • 200 g de ternera para guisar por comensal a tacos gordos
  • Verduras para caldo: zanahoria, puerro, apio, nabo, etc.
  • Bouquet garni (hierbas aromáticas) (optativo y al gusto. Si son frescas mejor)
  • Vino blanco seco y agua (en proporción 1 a 4)
  • 1cs de harina + un buen trozo de mantequilla
  • Un buen chorretón de nata + 1 yema de huevo
  • Sal, pimienta y una pastilla de caldo
Preparación:
  1. En una olla exprés colocamos en crudo la ternera con las verduras, las hierbas aromáticas y la pastilla. Añadimos el vino y completamos con agua hasta apenas cubrir  la carne.
  2. Cerramos la olla, llevamos a ebullición, bajamos el fuego al mínimo y contamos entre 20′ y 30′, en función del tipo de carne empleada. Apagamos el fuego y esperamos a poder abrir la olla. Extraemos los trozos de carne y colamos el caldo. Las verduras las guardamos para emplearlas al gusto.
  3. En una cazuela aparte, a fuego lento, fundimos la mantequilla, añadimos la harina y mezclamos bien para que no se formen grumos. Añadimos el caldo y los trozos de ternera. Salpimentamos.  Proseguimos la cocción, removiendo regularmente con una espátula de madera, hasta que espese. Apagamos el fuego.
  4. Finalmente incorporamos la yema de huevo diluida en un buen chorretón de nata. Mezclamos bien con el estofado, rectificamos de sal y pimienta y servimos inmediatamente.

NOTAS: 

  • La guarnición perfecta es arroz blanco, pasta fresca o patatas al vapor, para que puedan absorber la salsa.
  • Las verduras del caldo no se sirve habitualmente con la blanquette pero poniendo en cada plato: verduras de caldo troceadas, la ternera con su salsa y un pequeño molde de arroz o pasta; no solo aprovechamos las verduras, sino que además queda un plato muy sabroso, completo y que entra muy bien por los ojos por el color que aportan las verduras especialmente la zanahoria y el puerro.
  • El plato resulta delicioso de sabor pero soso de color, si queremos  evitarlo lo podemos realzar con una guarnición adicional de zanahorias laminadas o/y espinacas al vapor.
  • Es habitual acompañar la blanquette con champiñones o setas; como guarnición o incorporados a la salsa
  • Si los champiñones son frescos, se limpian, se trocean y se les da unas vueltas en una sartén con un poco de aceite hasta que estén tiernos. Llegados aquí los incorporamos al caldo en el momento de espesar la salsa o los servimos como guarnición.
  • Si se trata de setas secas, las rehidratamos previamente una media hora en un bol con agua caliente, las escurrimos y las incorporamos al caldo en el momento de espesar la salsa. Las setas secas nunca se sirven aparte como guarnición a no ser que se trate de setas de calidad p.e. morillas.
  • Podemos simplificar el punto-3 si incorporamos al estofado la mantequilla trabajada con la harina (beurre manié). Evitaremos ensuciar una cazuela adicional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s