Pisto básico de verduras

Ingredientes: (Fácil – T: unas 2h)

  • 2 pimientos rojos carnosos
  • 2 berenjenas
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla grande
  • 3 ajos pelados y enteros
  • 3 tomates maduros, pelados y sin semillas (pueden ser de bote, enteros o triturados)
  • Aceite de oliva, sal, una pizca de azúcar
Preparación:
  1. Asamos los pimientos y las berenjenas enteros y sin pelar en el horno a 180º sobre 1 hora y cuarto (o hasta que estén bien tostados y tiernos). Dejamos enfriar y en cuanto se puedan manipular les quitamos la piel ( a los pimientos, además, las semillas) y los troceamos groseramente. Reservamos.
  2. En una cazuela grande calentamos el aceite y añadimos la cebolla laminada con los ajos. Proseguimos la cocción a fuego lento, removiendo de vez en cuando hasta que se ablanden.
  3. Agregamos el calabacín a tacos gordos y mezclamos bien. Tapamos la olla y dejamos sudar, removiendo de vez en cuando, hasta que las verduras estén tiernas.
  4. Añadimos el tomate troceado groseramente (y escurrido si es de bote) o el puré de tomate, agregamos el azúcar. Tapamos la olla y seguimos la cocción hasta que el caldo haya reducido bastante y el tomate empiece a tomar un bonito color oscuro.
  5. Por último incorporamos los pimientos y berenjenas reservados. Mezclamos bien, dejamos unos minutos más al fuego, salamos. Reservamos para darle la utilización que queramos
NOTAS:
  • Es una receta a la que se le puede sacar mucho partido
  • El motivo de asar los pimientos y berenjenas en el horno no es otro que aligerar la receta ya que si optamos por rehogarlos, al ser verduras que absorben mucho aceite, hay que aumentar la cantidad de éste, y la receta resulta bastante más pesada y calórica.
  • En algunas variantes de esta receta se suele añadir un puñado de aceitunas verde o negras junto con los tomates. No queda nada mal y sobre todo las negras le dan un toque de color.
  • El pisto es una guarnición ideal para acompañar carnes sobre todo si paran un poco secas, como las chuletas de cerdo, o poco sabrosos como el pollo. Con pescado atenúan el sabor pronunciado de los azules como sardina,  caballa o filetes de atún.
  • El pisto se puede tomar también acompañando cualquier tipo de pasta con el único acompañamiento de queso rallado. Está delicioso acompañando huevos fritos y todo tipo de charcuteria: longanizas, morcillas, chorizos, magro, panceta, etc.
  • Si al pisto le añadimos pimienta molida al gusto y una buena cucharada sopera de comino molido, se obtiene una guarnición perfecta para acompañar la sémola de cuscús y carne a la plancha. Tiene todo el sabor del plato oriental pero la preparación es mucho más rápida y fácil. Con chuletas de cerdo o cordero a la plancha o a la parrilla queda delicioso.
  • Es una preparación bastante larga, pero la ventaja que tiene es que se puede hacer una gran cantidad a la vez y congelar todo lo que sobre. Es una receta que congela perfectamente bien sin perder con el tiempo niguna de sus propiedades gustativas. Si optamos por congelar el sobrante es mejor no incorporar especias, las añadiremos al descongelar el guiso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s