Buñuelos de marjal (receta antigua)

Ingredientes:

  • boniatos y un trozo de calabaza, asados al horno  hasta que estén tiernos
  • pasta de buñuelos: harina + pizca sal + levadura de panadero + agua
  • una copita de anís
  • azúcar para espolvorear -al gusto-
  • abundante aceite de girasol, o sabor neutro, para freír

Preparación de la masa:

  1. En un lebrillo, o ensaladera holgada, vertemos un buen vaso de agua tibia (o más en función de la cantidad de buñuelos que se quiera hacer), ponemos la sal y diluimos completamente un trozo de pastilla de levadura. Vamos agregando la harina, removiendo, para que no se formen grumos, hasta que la pasta tome la consistencia cremosa deseada, ni líquida ni dura.
  2. Cubrimos el lebrillo con un paño de cocina y dejamos subir la masa, en lugar templado, hasta que haya doblado de volumen (unas 2h).
  3. Pasamos la pulpa de la calabaza, sin pepitas, por un cedazo metálico, para eliminar trocitos de piel o fibras, y la incorporamos a la masa de los buñuelos.

Preparación de los buñuelos:

  1. Pelamos los boniatos y los troceamos groseramente. Los colocamos en una ensaladera y los regamos con el anís . Dejamos reposar de manera que se impregnen bien.
  2. Ponemos una sartén grande, o freidora, al fuego con una buena cantidad de aceite. Cuando el aceite alcance la temperatura adecuada ( al introducir  una rebanada de pan, ésta  empieza a tostarse).
  3. Vamos cogiendo trozos de boniato y los vamos rebozando en la masa. Acto seguido los introducimos en el aceite bien caliente y los vamos friendo por tandas, por ambas caras, hasta que tomen un bonito color dorado.
  4. Con ayuda de una espumadera los vamos retirando y colocando sobre unas hojas de papel absorbente de cocina con el fín de eliminar el exceso de aceite.
  5. Los colacamos en una fuente de servir y los espolvoreamos con azúcar sémola o glass al gusto.
  6. Se sirven recién hechos pero fríos.

NOTAS:

  • Están muy buenos, pero habituados, como estamos, al sabor de los buñuelos de higos, fruta, calabaza o de viento; éstos resultan francamente sorprendentes. 
  • Esta receta -titulada  buñuelos de marjal-  apareció escrita en un trozo de papel, dentro de una libreta con recetas de cocina manuscritas, no llevaba fecha pero por el tipo de papel, tinta y caligrafía pienso que podría ser bastante anterior a la Guerra Civil.
  • En la receta original las indicaciones para preparar los buñuelos eran bastante sucintas, cosa habitual en aquella época. He respetado los ingredientes originales, sin añadir ni eliminar niguno y me he permitido extenderme en la preparación de la masa o la fritura de los buñuelos.
  • Posiblemente si la masa de freír se aromatizase con un poco de ralladura de limón y canela en polvo, el sabor de estos buñuelos quedaría más definido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s