Tiramisú

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 4 cs de azúcar + pizca de sal
  • 1 paquete de bizcochos de soletilla   
  • 2 terrinas de queso Mascarpone (obligatorio)
  • 1 vaso largo de café cargado (puede ser liofilizado)
  • 1 chorrito de licor al gusto (el Amaretto le da además un suave perfume de almendra amarga)
  • 3 ó 4 cs de cacao amargo en polvo para espolvorear
Preparación:
  1. Montamos la claras con una pizca de sal hasta que estén muy esponjosas. Añadimos 2 cs. de azúcar y seguimos batiendo hasta obtener un merengue muy firme. Reservar.
  2. Batimos ahora las yemas con las otras 2 cs de azúcar hasta que blanqueen. Les añadimos las 2 terrinas de queso y mezclamos bien, aireando la crema, hasta obtener una textura homogénea y sin grumos.
  3. Mezclamos el merengue y la crema procurando que la preparación quede esponjosa.
  4. Ponemos el café, frío, con el licor en un plato hondo y vamos emborrachando los bizcochos y recubriendo con ellos el fondo de una fuente apropiada  para formar una primera capa (cada vez apretamos suavemente los bizcochos, con las palmas de la mano, para escurrir el exceso de líquido)
  5. Agregamos la mitad de la crema distribuyéndola uniformemente sobre la primera capa.
  6. Colocamos la segunda, y última, capa de bizcochos emborrachados previamente y la cubrimos con la crema restante.
  7. Ponemos el cacao en un colador metálico y espolvoreamos toda la superficie hasta que quede totalmente cubierta. Tapamos con film transparente alimentario y lo guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

NOTAS:

  • Si preparamos el tiramisú de un día para otro es mejor espolvorear el cacao poco antes de servir ya que  por capilaridad suele humedecerse quedando menos vistoso. Si vemos que en el momento de servir el cacao ha cogido humedad se vuelve a espolvorear y ya está
  • Procurad no cargar mucho de cacao ya que a veces ese polvo provoca tos o carraspeo al comerlo.
  • Se le puede dar un toque de vainilla sustituyendo 1 cs de azúcar por otra de azúcar vainilla.
  • Puede servirse en plato llano sobre una base de crema inglesa o natillas. Decorado con galletitas de almendra o de azúcar. Acompañado con helado al gusto, con unos trocitos minúsculos de frutos confitados y regado con un toque de salsa de chocolate, caramelo o nata. Todo va a gusto del consumidor y a la imaginación del cocinero/a
  • Hay una variante exquisita con mermelada de cereza (el tiramisú Selva Negra) y chocolate que daré más adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s