Quesadilla dulce de albaricoques

 

Ingredientes:

  • quesadillas (tortitas de trigo o maíz)
  • nata, mantequilla
  • azúcar al gusto
  • harina para espolvorear
  • mermelada de albaricoque (opcional)
  • unas gotas de vinagre de Módena o manzana

Preparación:

  •  En una sartén calentamos un buen trozo de mantequilla con un par de cucharadas soperas de azúcar. Cuando empiece a espumar, añadimos los albaricoques limpios, partidos en dos y sin el hueso. Añadimos el vinagre, les damos unas vueltas hasta que se vuelvan tiernos y suelten un poco de jugo. Sacamos y reservamos la fruta y dejamos reducir a fuego lento el fondo de coción hasta que empiece a espesar y caramelizarse.
  • Precalentamos el horno a 210º y mientras extendemos dos quesadillas -sin que se solapen- sobre una placa de hornear. Las regamos con un buen chorro de nata líquida
 
  • Colocamos por encima los albaricoques salteados y repartimos el fondo de cocción trabado con la mermelada de albaricoque.
 
  • Ante la eventualidad de que la nata y los jugos se desborden de la quesadilla, espolvoreamos la harina alrededor de la tortita formando círculo y espolvoreamos todo con un poco de azúcar al gusto
  • Horneamos durante unos 15′, pasado este tiempo las sacamos y con ayuda de una espátula metálica rascamos todo el contorno de harina y azúcar caramelizado y lo distribuimos por encima de la fruta
  • Reintroducimos de nuevo en el horno y esperamos unos 5′ más.
 
  • Las dejamos entibiar y ya están listas para su consumo.

NOTAS:

  • Es una receta perfecta en su sencillez, pienso que no le sobra ni falta nada. El resultado, a pesar de su elaboración elemental, es espectacular. Así pues antes de empezar a hacer variaciones os recomiendo que la probeís tal cual para tener el sabor y la textura de base.
  • Soy partidario de añadir unas gotas de vinagre de Módena o de manzana -los otros los he descartado tras experimentar con ellos- porque realzan y perfilan el sabor de la fruta, incluso en frutas de por sí ácidas como el albaricoque
  • La harina con el azúcar y los jugos caramelizados, le da a la quesadilla un toque final a crumble, ligeramente crujiente
  • Puede utilizarse cualquier tipo de fruta, pero quedan especialmente bien: las manzanas, los albaricoques, las cerezas y las ciruelas
  • En las frutas ácidas – ésta por ejemplo – os recomiendo ser generosos con el  azúcar

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s