Hígado de cordero lechal con salsa de trufas

 

dsc_6422

 

Ingredientes:

  • hígado de cordero lechal fileteado
  • 1 trufa mediana
  • 200cc. nata
  • 1 cucharada sopera de mostaza francesa
  • aceite, mantequilla, harina, sal, pimienta

Preparación:

  • Limpiamos bien la trufa, la secamos con papel de cocina y la laminamos. Reservamos

dsc_6404dsc_6405

  • Salpimentamos los filetes de hígado; quitándoles si fuese preciso las venillas, membranas, o nervios, que pudiesen tener.

dsc_6409

  • En una sartén, calentamos un chorrito de aceite hasta que tome temperatura y le damos unas vueltas a las láminas de trufa. Reservamos

dsc_6407

  • En ese aceite, coloreamos por ambos lados los filetes de hígado. Cuando estén en su punto, los reservamos en caliente

dsc_6411dsc_6412

  • Ponemos la mostaza en la sartén y removemos groseramente.

dsc_6413dsc_6414

  • Añadimos la nata y lo trabajamos con una espátula de madera para que los jugos caramelizados se disuelvan. Dejamos reducir unos minutos removiendo regularmente para que no se pegue.

dsc_6415dsc_6416

  • Añadimos los trozos de trufa, mezclamos bien para que se incorporen a la salsa

dsc_6420dsc_6421

  • Y por último añadimos los filetes reservados, dejamos un par de minutos y servimos inmediatamente con una guarnición al gusto.

dsc_6422

NOTAS:

  • Si queremos obtener una salsa perfectamente lisa basta con pasarla, antes de incorporarle la trufa laminada y los filetes, por un colador metálico de malla fina.

dsc_6417dsc_6418

  • Podemos utilizar trufa en conserva aunque evidentemente el resultado no será el mismo.
  • Y si no tenemos trufa podemos utilizar cebolla laminada, obtendremos una salsa muy sabrosa.
  • Si queremos un sabor a trufa más intenso podemos dejar unas horas en la nevera los filetes de hígado en contacto con las láminas de trufa, en un plato sellado herméticamente con plástico de cocina.
  • Antes de poner la mostaza en la sartén podemos añadir un chorrito de brandy o vino blanco, al gusto, que dejaremos evaporar.
  • Si nos gusta la salsa  más espesa lo podemos hacer ligándola en caliente con un poco de beurrre manié ( pomada obtenida con un trozo de mantequilla a temperatura ambiente y una cucharada de harina).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s