Morteruelo de cocido (rillettes)

dsc_6727

 

Ingredientes:

  • sobras de carne de cocido
  • sal, pimienta
  • grasa de cocido / manteca de cerdo

Preparación:

  • Recuperamos toda la carne que haya sobrado del cocido. Quitamos los huesos, pieles, nervios, tendones… y dejamos solo la carne

dsc_6672dsc_6673

  • Con un cuchillo la picamos hasta dejarla menuda. Mezclamos bien.

dsc_6675dsc_6676

  • Pasamos la carne picada a un mortero/ensaladera holgado y con la maza la vamos reduciendo a una pasta grosera.

dsc_6677dsc_6679

  • Salpimentamos y rectificando el punto de sal, añadimos la grasa del cocido (o manteca de cerdo) que habremos recuperado al desengrasarlo.

dsc_6674dsc_6680

  • Rectificamos de sal y pimienta y seguimos trabajando la pasta hasta que todos los ingredientes estén bien trabados.

dsc_6681

  •  Pasamos el morteruelo a un tarro, o recipiente adecuado, para su conservación

dsc_6682dsc_6684

  • Se toma como cualquier paté, sobre rebanadas de pan fresco o tostado, untadas de mostaza para realzar su sabor, un poco de ensalada, unos pepinillos, y unas vueltas de molinillo de pimienta y sal, al gusto.

dsc_6728dsc_6727

NOTAS:

  • Esta es una deliciosa manera de aprovechar las sobras de carne del cocido.
  • La grasa de cocido es la capa de grasa que se forma sobre su superficie durante la cocción. Esa grasa se suele eliminar con una cuchara si queremos un cocido más ligero y menos contundente.
  • Esta grasa precisamente es la que recuperaremos del cocido y utilizaremos en la elaboración del morteruelo. Es la que le da ese toque aterciopelado, tan agradable
  • Es conveniente que en la composición del morteruelo entre una buena proporción de carne, tocino, panceta… de cerdo
  • Es muy importante emplear esa grasa ya que de lo contrario el morteruelo nos quedará reseco y poco agradable en boca
  • Como la carne está hervida tiene tendencia a quedar un poco sosa de sabor es por eso muy importante que probemos el punto de sal y pimienta
  • Conservado herméticamente en la nevera, puede conservarse durante varias semanas. Para una mas larga conservación es conveniente poner una fina capa de manteca de cerdo por encima del morteruelo.
  • Este morteruelo puede competir dignamente con cualquier pâté de campagne que podáis adquirir en una charcutería especializada.
  • Si añadís los restos de morcilla obtendréis un morteruelo de sabor potente
  • También podéis añadir las partes blandas del hueso de jamón, si no está muy rancio, en este caso lo tenéis que picar muy muy menudo porque no se deshace con el mazo. Y el grano de jamón lo encontraréis en boca. El morteruelo toma un sabor intenso a jamón.

Un comentario en “Morteruelo de cocido (rillettes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s