Risotto de calabaza y pollo

 

 

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo sin hueso ni piel
  • 1 tallo tierno de puerro
  • 300g arroz
  • 300g de calabaza
  • 1500cc caldo de carne (casero / envasado / o de pastilla), sobrará
  • 80g queso parmesano rallado
  • un buen chorretón de nata
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • aceite de oliva, sal, pimienta

Preparación:

  • Cortamos la pechuga en tiras, las salpimentamos y reservamos

  • Pelamos la calabaza y la troceamos

  • Cortamos fino el tallo de puerro

  • Ponemos a calentar el agua con 1 pastilla de caldo de carne y los trozos de calabaza, tapamos la olla. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y esperamos a que los trozos de calabaza estén tiernos.

  •  Apagamos y reservamos

  • Mientras…. calentamos el aceite en una cazuela, wok o sartén de paredes altas,  de fondo espeso y cuando tome temperatura rehogamos las tiras de pechuga salpimentadas y esperamos a que tomen color, sin requemarse

  • Añadimos el puerro laminado y le damos unas vueltas

  • Añadimos el vino y dejamos reducir el fondo de la cazuela hasta que el líquido se haya evaporado casi por completo

  • Es el momento de añadir el arroz. Removemos bien para homogeneizar

  • Añadimos los trozos de calabaza cocida y regamos con unos cucharones de caldo bien caliente; mezclamos y proseguimos la cocción a fuego suave.

  • Cuando veamos que el caldo está casi absorbido, añadimos más caldo, seguimos removiendo, y así sucesivamente hasta que el arroz esté meloso y en su punto.

  • Una vez el arroz haya adquirido el punto de dureza y cremosidad deseados ( unos 17′) incorporamos el queso rallado. Rectificamos de sal,  apagamos el fuego y lo trabajamos todo para que el queso se integre en el arroz

  • Por último incorporamos  un buen chorretón de nata y removemos bien hasta que toda se haya incorporado por completo al arroz…

  • Servimos el risotto, sin dejar que repose, decorado con trocitos de calabaza, puerro y pollo, reservados previamente

NOTAS:

  • Sobrará un poco de caldo, pero más vale que sobre que quedarnos cortos. Generalmente el volumen empleado es de 4 de caldo por 1 de arroz
  • El caldo hay que añadirlo poco a poco y remover regularmente el arroz, para que no se pegue y se haga uniformemente
  • Hacia el final hay que ir añadiendo menos caldo, es por eso importante controlar el tiempo de cocción. El arroz generalmente a  los 17′ está en su punto
  • Se puede aumentar o disminuir la cantidad de nata y parmesano,  a gusto del consumidor, en función del sabor más o menos intenso que se desee.
  • Podemos sustituir el puerro por cebolla
  • En este risotto, debido a la suavidad de los ingredientes se ha prescindido de la mantequilla y se ha aumentado ligeramente la cantidad e vino
  • Por una cuestión de sabor, conviene ir añadiendo poco a poco el parmesano, y la nata, e ir probando el punto de sabor
  • Es importante que el vino se haya evaporado casi por completo para que su sabor no aparezca, en el risotto, en primer plano gustativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s