Buñuelos de bacalao

 

 

Ingredientes:

  • 250 g de bacalao, en trozos o migas
  • 120 cc leche
  • 60 g harina
  • 40 g mantequilla
  • 2 huevos
  • 1 ajo, perejil, canela en polvo
  • 1 cucharada sopera de piñones
  • aceite para freír, 1 ajo, sal

Preparación:

  • Ponemos a desalar el bacalao, con suficiente antelación hasta que esté en su punto

  • Lo escurrimos, lo pasamos a una cazuela cubierto de agua ligeramente salada y lo llevamos a ebullición

  • Bajamos el fuego, lo dejamos unos minutos y paramos la cocción. Lo sacamos, lo dejamos entibiar y reservamos

  • Eliminamos todas las espinas, pieles y membranas, dejando sólo la parte comestible. Lo desmigamos groseramente

  • Preparamos la masa de freír: llevamos a ebullición la leche, la mantequilla y una pizca de sal.  bajamos el fuego y echamos la harina toda de golpe

  • Lo amasamos con una cuchara de madera hasta obtener una pelota brillante, sin grumos y homogénea. Apagamos el fuego y deshacemos la bola para que se entibie más rápidamente

  • Añadimos 1 huevo y lo trabajamos hasta que la masa lo haya absorbido por completo

  • Añadimos el segundo huevo y procedemos de la misma manera

  • Incorporamos las migas de bacalao y lo mezclamos. Probamos la masa resultante y  rectificamos de sal si fuese necesario

  • Añadimos, el ajo picado, el perejil y los piñones con un golpe de canela molida. Trabamos

  • Retiramos la masa obtenida, que ya está lista para hacer los buñuelos

  • Ponemos a calentar el aceite con un ajo partido, para saber cuando se alcanza la temperatura optima de fritura. Mientras con ayuda de dos cucharas soperas vamos tomando porciones de masa que colocaremos sobre una de hoja de plástico untada ligeramente de aceite

  • Cuando el ajo haya tomado color, vamos colocando los buñuelos en el aceite sin que se solapen, ni se peguen. Cuando estén dorados por una cara, les damos la vuelta, hasta conseguir un dorado perfecto por toda su superficie

  • Una vez, bien dorados y crujientes, los vamos retirando y colocando sobre una rejilla metálica, recubierta con papel absorbente de cocina, para eliminar el exceso de aceite. Y servimos inmediatamente con una guarnición y salsas, al gusto…

NOTAS:

  • Obviamente si compramos el bacalao ya desalado, la receta se simplifica bastante
  • Los buñuelos se hinchan al freírlos, es conveniente pues que su tamaño en crudo no sea más grande que el de una nuez
  • Es importante probar la masa obtenidas, antes de freír par encontrar el punto de sal deseado
  • La receta lleva perejil, que no aparece en las fotos, sencillamente porque no tenía
  • La canela le da un toque único a los buñuelos, pero como suele ocurrir con todas las especias, mejor quedarse cortos que pasarse
  • Estos buñuelos se complementan a la perfección con pimientos rehogados y allioli
  • Al caldo de cocción del bacalao lo podemos aromatizar con unas hojas de laurel
  • El caldo de cocción se puede aprovechar para hacer un potaje o sopa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s