Salsa romesco

 

 

Ingredientes:

  • 2 tomates maduros
  • 1 pimiento colorado
  • 6 ajos con su piel, con un corte profundo, pero sin partir en dos
  • 2 cucharadas soperas de almendras, avellanas o/y piñones
  • 1 o 2 rebanadas de pan
  • 100cc aceite de oliva + aceite para freír
  • un chorrito de vinagre de manzana
  • pimentón dulce y pimentón picante, al gusto
  • sal, al gusto
  • NOTA: puerros, para servir con la salsa

Preparación:

  • Colocamos en una bandeja de hornear, los tomates, el pimiento y los ajos. Horneamos a 180º unos 40, o hasta que todos los ingredientes estén asados y tiernos tiernos. Los sacamos del horno y esperemos a que se entibien para quitarles la piel y las semillas

  • Mientras las verduras se asan en el horno, cocemos al vapor los puerros, perfectamente limpios, que servirán para acompañar la salsa. Reservamos y…

  • … freímos las almendras y las avellanas, en una satén con un poco de aceite. Reservamos

  • Y en el aceite que ha sobrado tostamos el pan

  • Ponemos en un recipiente, donde quepa la batidora, todos los ingredientes: los tomates, los ajos, el pimiento, las almendras y avellanas, el pan, el aove, el vinagre, la sal y el toque de pimentón dulce. Lo trituramos todo hasta obtener una crema densa, uniforme y bien trabada

  • Añadimos el pimentón picante, al gusto y rectificamos de sal, vinagre y pimentón. Y ya esta lista para usar

  • En el momento de servir, pasamos los puerros por la plancha, ligeramente untada de aceite, para que se calienten y tomen un poco de color

  • Emplatamos con los puerros partidos y cubiertos con la salsa romesco, al gusto

NOTAS:

  • Es evidente que se trata de un sucedáneo de calçotada, en la que hemos sustituido los tradicionales calçots por puerros. La diferencia de sabor es mínima, pero donde hay una diferencia notable es en el tiempo empleado y en la sencillez de su elaboración
  • En vez de tomates gordos he utilizado varios tomates cherry que se habían puesto muy maduros
  • La receta original lleva más ajos, he preferido hacerla más suave
  • No pongáis ajo crudo porque esta salsa tan delicada sólo sabrá a ajo
  • Es conveniente utilizar poca sal, vinagre y pimentón al principio e ir añadiendo un poco más en función del punto que le queramos dar
  • Si vemos que la salsa nos ha quedado un poco espesa, la podemos diluir con un poquito de agua caliente o caldo
  • Esta salsa es muy versátil y sirve perfectamente para acompañar todo tipo de verduras, carnes o pescados, al vapor o a la parrilla

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s