Tarta Kalifa

Ingredientes:

  • 9 hojas de pasta filo/ brik
  • 240g leche
  • 120g queso de untar, tipo Philadelphia
  • 90g nata líquida
  • 90g mantequilla
  • 150g azúcar
  • 3 huevos
  • 1 canutillo de canela + la piel de un limón
  • canela crujiente: 3 cucharadas soperas de azúcar moreno + 1c.s. canela molida
  • azúcar glass (para el acabado)

Preparción:

  • Ponemos la leche y la nata a calentar con el canutillo de canela y la piel de limón hasta que empiece todo a hervir; apagamos el fuego y dejamos en infusión los ingredientes aromáticos. Mientras preparamos la canela crujiente mezclando la canela en polvo con el azúcar moreno. Reservamos ambos
  • Fundimos la mantequilla, en una cazuela o al microondas. Desplegamos las hojas de brik, las vamos pintando una a una con la mantequila y las apilamos
  • Espolvoreamos la última hoja de brik con la canela crujiente y…
  • … la plegamos en acordeón formando una cinta de unos dos dedos de anchura. Reservamos y seguimos el mismo proceso con las hojas de brik que vayan quedando. La última hoja de brik la dejamos tal cual, sin plegar
  • Con ésta última forramos una tartera, plegando los bordes y procurando que tome la forma del recipiente. Empezamos el montaje de la tarta enrollando una cinta de brik y colocándola en el centro de la tartera
  • A continuación vamos colocando en espiral el resto de las cintas de pasta; hasta colocarlas todas en la tartera
  • Horneamos la corona obtenida a 180º/20′. Mientras…
  • Colocamos en una ensaladera holgada los huevos con el azúcar y los batimos vigorosamente hasta conseguir que se vuelvan esponjosos y doblen de volumen
  • Añadimos el queso de untar y seguimos batiendo hasta integrarlo a la preparación sin que queden restos de grumos
  • Por último incorporamos la leche y nata aromatizadas a través de un colador metálico de malla fina, para evitar impurezas
  • Para mayor comodidad pasamos la crema a una jarra con pico y vamos regando la tarta con ella; procurando verterla en los huecos de los intersticios
  • Horneamos de nuevo la tarta a 180º/30′ o hasta que veamos que la crema, en el centro, ha cuajado y está compacta. Apagamos el horno, lo dejamos abierto y en cuando la tarta esté templada, la pasamos a una bandeja de servicio
  • La espolvoreamos con el azúcar glass y ya está lista para emplatar

NOTAS:

  • Esta tarta tiene un sabor que recuerda al de las torrijas, con un toque crujiente de la canela y de las láminas de pasta brik
  • En el último horneado podemos espolvorear la tarta con almendras laminadas
  • Es conveniente tomar la tarta recién hecha, con el paso de las horas la pasta brik, por capilaridad, va perdiendo su crujiente original
  • Esta tarta se puede acompañar de helado al gusto o fruta compotada y un toque de caramelo líquido
  • Si vemos que la tarta está tomando demasiado color y la crema no está aún totalmente cuajada, podemos cubrirla con papel sulfurizado o de aluminio hasta el final del proceso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s