Cazuelita de mejillones ibéricos

Ingredientes: (Muy fácil: versión muy simplificada – T: 15′)
  • mejillones limpios, abiertos al vapor – sin, o con una, valva- (caseros o congelados)
  • tocino ibérico muy picado
  • aceite para untar la plancha
Preparación:
  • Calentamos la plancha, la untamos ligeramente de aceite, distribuimos los taquitos de tocino -muy picado-  hasta que empiecen a fundirse y caramelizarse.

DSC_0515

  • Agregamos los mejillones, esperamos un momento y con ayuda de la espátula vamos rascando, mezclando y trabando bien, procurando que los mejillones se caramelicen uniformemente

DSC_0516

  • En cuanto estén caramelizados y empiecen a soltar el olor característico, que nos hace la boca agua, los servimos en cazuelitas (si están sin valvas), o en plato llano, y los consumimos inmediatamente.
NOTAS:
  • Esta receta admite muchas variantes, todas sencillas, aunque unas más trabajadas que otras. Los mejillones preparados de esta manera son realmente exquisitos, y, servidos como tapa, incomparables. Como curiosidad diré  que ya he dado la receta a varios amigos, propietarios de bares, animándoles a que los introdujeran en su lista de tapas pero no ha habido manera de sacarlos de sus tapas tradicionales. Estoy plenamente convencido de que el bar que se decida a servirlos como tapa estrella se forra. ¡De nada!
  • Esta receta la he preparado de innumerables maneras, a la plancha, en sartén, al grill, en el horno, a la brasa, a la parrilla, en barbacoa, solo con la carne de los mejillones, con una valva, en brocheta, en pincho, etc. He probado con todo tipo de salazones del cerdo: panceta cruda, curada, bacon, jamón serrano, grasa de jamón, etc. De todas las opciones la mejor sigue siendo:  mejillones + tocino ibérico y a la plancha o sobre ascuas.
  • Es una receta gastronómicamente muy incorrecta: es muy grasa, muy calórica, tiene mucha sal y colesterol alto pero su sabor único e inigualable entusiasma desde el primer bocado.  Sobre lo gastronómicamente correcto o incorrecto pienso que como regla general hay que comer de todo absolutamente sin privarse de nada -salvo superior criterio- pero sólo con moderación y control de aquello que realmente nos entusiasma (Si nos encanta el chocolate, el queso, la pizza, los cacahuetes, el arroz, el atún, las aceitunas, los doritos, etc. etc. etc. ese es precisamente el  alimento que debemos vigilar especialmente)
  • Si queremos que los mejillones nos queden más ligeros -más que nada por tener la conciencia tranquila-  antes de servirlos podemos dejarlos un momento sobre papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  • Estoy seguro que volveremos a encontrarnos en esta receta más adelante, porque da mucho de sí.

2 comentarios en “Cazuelita de mejillones ibéricos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s