Sanpatricio de albaricoques

    Ingredientes: (Fácil – T:1h’)

  • 1 placa rectangular de hojaldre de 250g (fresco o congelado) lista para usar
  • 1 kg de albaricoques
  • 4 c.s. de azúcar + un buen trozo de mantequilla
  • 1 bote pequeño de nata
  • azúcar glass para decorar

Preparación:

  1. Partimos en dos los albaricoques, les quitamos el hueso y  cortamos cada mitad en tres o cuatro láminas. 
     
  1. En una cazuela ponemos a calentar la mantequilla. Cuando esté fundida agregamos los albaricoques y el azúcar. Removemos bien y dejamos sudar, a fuego lento, unos minutos, sin esperar a que los albaricoques estén completamente cocidos.
  2. Sacamos los albaricoques con una espumadera y los reservamos. Dejando todo el zumo que han soltado en la cazuela.
     
  1. Desplegamos con cuidado el hojaldre, lo extendemos y rebajamos con el rodillo hasta que tenga las dimensiones de la bandeja de hornear, y lo colocamos, con cuidado sobre la placa previamente engrasada y enharinada.
  2. Con una cuchara sopera repartimos los albaricoques, de forma regular, sobre toda la superficie del hojaldre. 
     
  1. Lo introducimos en el horno, precalentado a 180º, unos 30′ o hasta que el hojaldre esté bien dorado y crujiente.
  2. Mientras se cuece el hojaldre: calentamos el jugo de los albaricoques y lo dejamos reducir bastante hasta que empiece a caramelizarse. Agregamos la nata y mezclamos bien hasta obtener una crema homogénea. Apagamos el fuego y reservamos.
    
  1. Una vez el hojaldre esté en supunto, lo sacamos del horno, regamos los albaricoques con la crema reservada y dejamos enfriar el conjunto en la bandeja de hornear. 
         
  1. Colocamos el hojaldre sobre una superficie de trabajo y con un cuchillo adecuado le recortamos los bordes -que reservamos- dándole una forma rectangular perfecta.
         
  1. Picamos groseramente todos los recortes de hojaldre que tengamos y repartimos las migas sobre la sanpatricio. Finalmente la espolvoreamos generosamente con el azúcar glass. Y ya está lista para servir.
         

NOTA:

  • Si durante el horneado vemos que el hojaldre se hincha, con ayuda de un tenedor pinchamos las bolsas de aire hasta que se baje.
  • Si vemos que los recortes obtenidos son más bien escasos, podemos hornear un poco más de hojaldre adicional. Y si no queremos complicarnos la vida, compramos un par de palmeras de la pastelería, las picamos groseramente con un cuchillo afilado y ya tenemos la capa perfecta para recubrir la sanpatricio. Es muy importante que esta capa superior , con el hojaldre desmenuzado, sea consistente ya que equilibra el dulzor del relleno al tiempo que le da ligereza a la tarta.
  • A las migas de hojaldre se le pueden agregar, antes de espolvorear el azúcar glass, frutos secos tostados y molidos groseramente: almendras, pistachos, cacahuetes, piñones, avellanas, nueces, semillas de sésamo, etc.
  • Esta misma receta sirve para. manzanas, peras, ciruelas (deshuesadas) y melocotones.
  • El azúcar depende del gusto de cada uno, del tipo de fruta empleado y de su grado de madurez.
  • Tengo una variante exprés y simplificada de esta receta -que daré más adelante- para cocinero/as que no quieren complicarse la vida. La diferencia de sabor es mínima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s