Compota de manzana

  

Ingredientes: (Muy fácil – T:20′)

  • 5 manzanas golden
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • unas gotas de vinagre de manzana

Preparación:

  • Pelamos las manzanas, las cuarteamos, quitamos las semillas y las partes leñosas, y partimos los cuartos por la mitad.
     
  • En una cazuela holgada añadimos las manzanas, el azúcar y las gotas de vinagre.
     
  • Encendemos el fuego y lo dejamos ya al mínimo, de manera que las manzanas vayan sudando,  cociéndose en su propio jugo. Dejamos unos 15′ como máximo. (No es conveniente que las manzanas estén muy hechas). Removemos una vez a mitad de cocción.
  • Apagamos el fuego, pasamos todo por la batidora eléctrica hasta que la compota adquiera la consistencia deseada – ligeramente granulosa o fina como una crema). Dejamos enfriar y la guardamos en la nevera tapada con film de cocina hasta el momento de utilizarla.
    

NOTAS:

  • Por sorprendente que parezca, el vinagre de manzana confiere a la compota un delicioso sabor inconfundible. Pero, muchísimo cuidado, no hay que pasarse, la dosis son unas gotas, no un chorro.
  • Generalmente para potenciar el sabor de la compota -de lo contrario queda un poco sosa- suele utilizarse  zumo de limón.  Probé con el vinagre de manzana y desde entonces, adios limón.
  • Importante: el vinagre debe ser de manzana, si no tenemos es preferible utilizar zumo de limón para reforzar el sabor de la compota.
  • La compota de manzana puede tomarse tal cual o como complemento de otros postres. Acompañada de helado de vainilla, nata, caramelo líquido, o dulce de leche; más alguna galleta de almendra, barquillo, etc.  queda un postre de lujo.
  • Es un postre más bien de otoño-invierno, por eso para adaptarlo a esta temporada se suele tomar bien frío o acompañado de helado. 
  • Es ideal preparar la compota cuando vemos que nos van quedando manzanas en la despensa que empiezan a arrugarse y no nos apetece ya comerlas frescas.
  • La compota es un postre muy digestivo, fácil de asimilar y absolutamente recomendable en caso de molestias gástricas o intestinales.
  • La compota aguanta perfectamente en la nevera -conservada como he dicho o en un bote de cristal con tapa de rosca- más de dos semanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s