Yorkshire pudding

Ingredientes:

  • 100g de pan del día anterior o seco
  • 2 huevos
  • 250cc leche
  • aceite, sal

Preparación:

  • Troceamos los mendrugos de pan, los colocamos en un cuenco, los regamos con la leche y dejamos que la absorban durante 1 hora como mínimo
  • Untamos con aceite una bandeja metálica de magdalenas y la introducimos en el horno calentado a 180º unos 15′
  • Pasamos el pan con la leche que quede a una jarra de paredes altas, añadimos los dos huevos y salpimentamos. Lo trabajamos con la batidora eléctrica hasta conseguir a una crema lisa, trabada y sin grumos
  • Sacamos la bandeja del horno y rellenamos 2/3 de cada receptáculo con la crema
  • Reintroducimos la bandeja en le horno y la dejamos unos 25′ o hasta que los puddings estén bien subidos y coloreados. Apagamos el horno, lo dejamos entreabierto con la bandeja dentro y esperamos unos minutos hasta que se entibien y se puedan manipular. Los desmoldamos y ya están listos para su degustación
  • Debido a su sabor neutro se pueden utilizar acompañando preparaciones saladas o dulces. En este caso, abiertos, untados con mantequilla y mermelada al gusto

NOTAS:

  • Con los ingredientes que se han dado salen unos 10 puddings
  • La receta original es con harina. En este caso por 100g de harina hay que utilizar 100cc de leche
  • En este caso se ha aprovechado un trozo de pan que se había quedado duro
  • Es muy importante para que los puddings suban, calentar previamente los moldes metálicos donde se van a cocer y no abrir el horno durante todo el proceso
  • Podemos añadirle a la masa una cucharadita de azúcar. Le da un toque muy agradable, tanto si utilizamos los puddings en dulce como en salado
  • La textura de estos puddings viene a ser la de los bagels, con la diferencia de que son muy fáciles de preparar
  • De hecho si colocamos la masa en moldes de bagels el resultado es el mismo
  • Podemos hacerlos dulces añadiéndole a la masa una cucharada sopera de azúcar
  • O por contra, los podemos hacer de queso, añadiéndole a la masa y espolvoreándolos con queso parmesano rallado
  • Son muy versátiles, y en función de cómo los vamos a degustar, les podemos añadir trocitos de bacon, chorizo, semillas, frutos secos picados, pasas, pepitas de chocolate…
  • El mejor momento para tomarlos es recién hechos, pero los podemos recalentar en la plancha, partidos por la mitad
  • Los que sobren se pueden congelar sin problemas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s