Pencas gratinadas a la antigua

 

dsc_6460

 

Ingredientes:

  • acelgas (solo utilizaremos los tallos)
  • aceite suave, harina y un buen vaso de leche (para preparar salsa bechamel)
  • queso Gruyere rallado
  • almendra molida
  • mantequilla, sal
  • nueces, granadas

Preparación:

  • Cortamos los tallos de las acelgas y descartamos las hojas que utilizaremos en cualquier otra preparación

dsc_6263dsc_6264

  • Las troceamos, procurando eliminar el máximo de fibras y membranas, y las blanqueamos en agua salada con un poco de agua, a fuego lento, unos 20′ o hasta que estén tiernas. Escurrimos y reservamos.

dsc_6270dsc_6271

  • Preparamos una bechamel más bien espesa con un buen chorretón de aceite y 1 cucharada sopera de harina. Mezclamos bien para que no se formen grumos

dsc_6447dsc_6449

  • Añadimos la leche, salpimentamos y, a fuego lento, sin dejar de remover con una cuchara de madera, esperamos a que espese. Apagamos el fuego.

dsc_6450dsc_6451

  • Añadimos el queso rallado…

dsc_6448

  • …y un par de cucharadas soperas de almendra molida. Mezclamos bien para homogeneizar la salsa.

dsc_6452dsc_6453

  • Añadimos a la salsa las pencas cocidas y escurridas. Trabamos.

dsc_6455dsc_6456

  • Lo pasamos a una cazuela de hornear, espolvoreamos la superficie con mas queso rallado, pan rallado y unos trocitos de mantequilla

dsc_6457dsc_6458

  • Lo introducimos en el horno y o gratinamos unos minutos hasta que la costra formada este bien dorada y crujiente.

dsc_6460

  • En el momento de servir espolvoreamos el plato de cada comensal con las nueces picadas y los granos de granada.

dsc_6461

NOTAS:

  • Es conveniente utilizar acelgas de tallo grande y ancho
  • Es más agradable al paladar cocer las pencas un poco al dente. Mejor que nos queden un poco firmes que un poco blandas
  • Podemos utilizar cualquier tipo de fruto seco de que dispongamos en la despensa
  • A pesar de que los granos de granada se añaden al final para decorar, aportan tal frescura al plato que se nos hace muy difícil prescindir de ellos.
  • Este plato es de origen árabe y fue muy apreciado en las cortes renacentistas. A partir del siglo XVII cayó en el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s