Quiche souflé de calabaza y Gruyère

 

 

Ingredientes:

  • 1 placa redonda de hojaldre de 250g, lista para usar
  • 500g de calabaza pelada
  • 250cc leche
  • 100g queso Gruyère rallado, o similar
  • 50g mantequilla
  • 2 cucharadas soperas colmadas de harina
  • 2 huevos
  • sal, pimienta, al gusto
  • 1 pellizco de azúcar

Preparación:

  • Pelamos la calabaza, quitamos las pipas y la troceamos

  • Colocamos los trozos en una cazuela, los cubrimos de agua con un buen pellizco de sal y lo llevamos todo a ebullición. Bajamos el fuego y, con la olla cubierta, esperamos unos 30′ hasta que la calabaza se ablande y esté cocida. Escurrimos y reservamos

  • Mientras se cuece la calabaza, preparamos la bechamel con la mantequilla, la harina y la leche, la sal y la pimienta. Reservamos

  • Rallamos el queso y lo incorporamos en caliente a la bechamel, para que se mezcle mejor

  • Trituramos la calabaza por el pasapurés, para eliminar fibras y restos de corteza que pudiesen quedar, y la unimos a la bechamel. Lo trabajamos bien

  • Rompemos los huevos y separamos las claras de las yemas.

  • Las yemas las incorporamos a la crema de calabaza, mezclando hasta obtener un puré homogéneo y denso

  • Y las claras las montamos a punto de nieve firme con un pellizco de sal y otro de azúcar

  • Incorporamos el merengue a la crema y trabamos. Reservamos

  • Extendemos la placa de hojaldre, dejándola del grosor deseado

  • Y la pasamos a una tartera forrada con papel sulfurizado

  • La rellenamos con la crema de calabaza, repartiéndola bien por toda la masa. Doblamos los bordes y formamos una cenefa rústica

  • La decoramos al gusto con virutas, o tiras, de calabaza, zanahoria,… distribuimos unos trocitos de mantequilla por toda la superficie

  • Y horneamos a 180º unos 40′, o hasta que los bordes de la quiche estén bien tostados y el relleno, dorado y bien cuajado.

  • La sacamos del horno, la desmoldamos, la colocamos sobre una fuente apropiada y la servimos inmediatamente, tal cual, como guarnición de un plato principal o simplemente acompañada de una buena ensalada bien aliñada

NOTAS: 

  • Existe una receta exprés en la que la bechamel se sustituye por un bote de nata. En este caso se juntan, la calabaza asada, la nata, la harina, el queso rallado y los huevos enteros, sal y pimienta; y se tritura todo con una batidora eléctrica hasta obtener un puré denso y uniforme
  • Podemos sustituir la mantequilla por aceite de oliva u otro tipo de aceite de sabor neutro
  • El sabor es muy suave, sobresaliendo ligeramente el de la calabaza
  • Si queremos que la quiche suba más podemos utilizar 3 huevos en vez de 2
  • Si queremos un sabor más intenso podemos añadir más queso o utilizar un queso curado, de oveja o cabra. También podemos añadirle a la crema, o distribuir por la superficie, panceta ibérica muy picada
  • Podemos aromatizar la quiche con un toque de nuez moscada rallada. Casan a la perfección

Un comentario en “Quiche souflé de calabaza y Gruyère

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s